Y ahora, las rebajas

Bueno, ya está. Ya soy una dependienta oficial. Ya he dicho que esos pantalones ceden y que esa talla la voy a pedir al almacén. Han pasado mis dos primeras semanas trabajando y no han sido dos semanas normales, que han sido rebajas.

Shop GIF - Find & Share on GIPHY

Pues resulta que he pasado de evitarlas, a vivirlas desde dentro. Virgen santa del amor hermoso, ¿pero qué tipo de locura es esa? Realmente creo que cuando mi madre de pequeña me decía Ya vendrá Paco con las rebajas no se daba cuenta de la gravedad de lo que decía.

Yo estoy en la sección de probador y tengo la teoría (comprobada) de que la gente no va a comprar. Va a probarse y a dejar la ropa por todos los lados. Que una vez escuché a una madre diciendo:

Tú pruébate esa camisa. Que no la vamos a comprar, pero a ver cómo te queda.

¿Qué necesidad hay, sabiendo que no te la vas a comprar, de quitarla de la percha, quitártela dándole la vuelta y dejármela hecha una bola? ¿¡Qué necesidad!?

Eso sí, he empezado a valorar cosas que antes no hacía. ¿Sabéis esas pegatinas en las que pone el precio rebajado en toooodas las prendas? Pues oye, que no me había parado a pensar yo en que alguien tiene que pegarlas. Pues ea, ahí estaba yo la noche antes de las rebajas. Bueno, yo y media plantilla. Porque si la tienda en la que trabajo es grande, el almacén aún lo es más. Que no veas tú la de camisetas, vestidos, pantalones (que ceden), zapatillas, colonias y miles de cosas más que caben.

Rca Records Uk GIF - Find & Share on GIPHY

Pues ahí estoy yo. Y tiqui, taca, venga, percha va, camiseta viene, mira qué vestido más mono y lo bien que me quedaría a mí. Y la gente venga tirarme ropa encima. Que en algunas personas siento hasta el desprecio con el que lo hacen. Pero yo sigo feliz con mis perchitas. No veáis el arte que he cogido para perchar. Así soy yo, lo mismo te analizo una serie, que te cuelgo un vestido de doble forro.

Music GIF - Find & Share on GIPHY

Y este es un aviso para la humanidad. Por favor, no nos empeñemos en entrar en tallas en las que no cabemos. Que el otro día me viene una señora de talla normal. Pues ella ya entraba con su pantalón de la 32. ¿Sabéis cómo es un pantalón de la 32? Pues si tienes más de…¿9 años? ya no entras. Pero ella iba confiada con lo suyo. Aquí también queda demostrado que la gente no va a comprar ropa. Antes de entrar yo ya le advertí que el pantalón era demasiado pequeño, pero pareció no importarle demasiado. Como era de esperar, no consiguió entrar en ellos y al salir, me mira malhumorada y me dice:

Hay que ver lo pequeñas que hacéis las tallas. Más os valía ajustar las tallas a la realidad.

What GIF - Find & Share on GIPHY

Pero es que a la gente le gusta quejarse y echarte la culpa de cosas que no tienen que ver contigo. No veáis el pollo que nos montó una mujer porque la tienda no tenía una puerta directa al Paseo de la Castellana. Yo intentaba explicarle que para cuando llegué el edificio ya estaba hecho, pero parece ser que no es suficiente. Ella quiere más. Que tire la pared para poner una puerta para que ella y su cuerpo serrano puedan entrar cómodamente. Si es que no soy nada considerada.

Que también las hay muy agradecidas con la vida, no te creas. El otro día, por ejemplo, coincidí con una señora en el ascensor. Ella iba muy sonriente con sus 49 prendas (que seguro que no compró) y me dice:

Menudo avance esto de que abráis los domingos. Es que debería ser obligatorio que todas las tiendas lo hicieran. Menudo adelanto, ¿verdad?

Pues mira, corazón, que yo prefiero estar tocándome el papo en mi casa los domingos. Pero si tú, reina mía, no has sacado dos minutos en toda la semana para comprar una camiseta, pues no te preocupes que yo me vengo, te abro la tienda y te hago una puerta en el Paseo de la Castellana. Y que vivan los domingos.

Crazy GIF - Find & Share on GIPHY

Por lo demás llevo muy bien trabajar ahí. No me he gastado mi primer sueldo en ropa, en parte porque todavía no lo he cobrado. Y cuando tengo un día cansado pienso que me van a pagar esas horas y a veces hasta lloro de la emoción. Debe ser la falta de costumbre. Además hago mucho deporte durante mis seis horas de trabajo paseándome de arriba a abajo por los probadores. A veces me imagino que estoy en una pasarela, aunque siempre me suelo tropezar con alguna percha y pierdo la elegancia.

Funny GIF - Find & Share on GIPHY

Mientras, ya llevo 16 euros en los test. Como veis, dista mucho de los 4 euros que llevaba en el primer #Dramaia. Y me siento orgullosa de ello como si me hubiera sacado otra carrera. He dejado de lado (de momento) lo de pasear perros y cuidar niños (y viceversa). Lo de vender Thermomix me sigue llamando la atención pero sólo porque quiero tener una. Mi objetivo principal ahora es encontrar trabajo en el mundo audiovisual. El problema es que el objetivo principal del mundo audiovisual no es contratarme (de momento). Pero yo sigo luchando por ello, que a cabezona no me gana nadie.

Y en lo que voy esperando, me han llamado para renovarme en la tienda otro mes más. Tampoco me extraña. El otro día cogí por primera vez un bajo de un pantalón. Visto desde fuera quedó un poco aparatoso. Pero si no me pinché yo, no pinché a la clienta y aún encima lo cogí bien (que está por ver) y no me contratan, es que están perdiendo talento.

Okay GIF - Find & Share on GIPHY

Un comentario en «Y ahora, las rebajas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.