Viaja con #Dramaia

Seis años llevo viviendo fuera de casa, por lo que los viajes en mi vida se han multiplicado notablemente. Pues en esos seis años habré tenido una docena de viajes tranquilos, tirando por lo alto.

Cuando no se caía la catenaria (lo más habitual), yo le tiraba sin querer el líquido de los espárragos a una chica por encima, una señora se caía en el baño, un señor desagradable me decía que no me iba ayudar con la maleta por pasarme metiendo cosas o un niño me vomitaba en los pantalones.

Rupaul'S Drag Race S5 GIF - Find & Share on GIPHY

Pues nada comparado con mi último viaje para volver a casa. Que no sé si es que yo venía con el día torcido, pero los comparo y los demás me parecen mucho más llevaderos. Sí, hasta el del vómito.

Ilusa de mí, llevaba pensando todo el día la siesta que me iba a echar en el tren. Yo no sé si el karma y todo eso existe, pero de ser que sí el mío se estaba descojonando en mi cara.

Nada más sentarme en mi sitio empieza el niño de atrás a dar patadas en el sillón y a gritar que se aburría. ¡Y acababa de montarse! Pues mira, lo veo desde la distancia y creo que fueron los minutos más tranquilos del viaje.

Yo, que soy una señorita (cuando quiero), puse la mejor de mis sonrisas y le pedí a la madre que controlara las pataditas del niño.

Kpop GIF - Find & Share on GIPHY

Pero vamos, que si me deja, me lo como.

Angry GIF - Find & Share on GIPHY

Una vez calmado el niño, me pongo la chaqueta a modo de almohada, apoyo la cabeza en ella, cierro los ojos…y noto un empujón enorme. Mi nuevo acompañante de viaje hizo su entrada triunfal. Cada vez que se movía, codazo que me daba.

Además, se ve que venía con ganas de hablar porque en poco rato me hizo un interrogatorio completo sobre mí. Yo, que contestaba por obligación, tampoco quería conversación así que no preguntaba nada sobre él. Pero vamos, que tampoco le hacía falta. Que él me lo contaba igualmente.

También tenía la función gps incorporada de serie. En cada parada él daba una palmada y gritaba por dónde íbamos. Así que igual iba todo el vagón ya en silencio y él:

¡¡¡GUADALAJARA!!!

Pues claro, yo no sabía dónde meterme. Si a mí en ese momento, viene el revisor, me suelta en medio del campo y me pide que vuelva andando a casa, me hace un favor. Con la rodilla pocha y todo.

Ugh GIF - Find & Share on GIPHY

Yo pensé:

A ver si es que el hecho de que use la chaqueta de almohada, cierre los ojos y bostece cada diez segundos son un cúmulo de sutilezas, que a él no le da a entender que quiero dormir.

Y como consideré que ya había confianza suficiente porque ya me había confesado que él dormía descalzo (ojo al aventurero), decidí ir al grano:

Mira: voy a ponerme unos cascos para escuchar música bajita para dormir. Porque me muero de sueño. Porque desde que he entrado a trabajar estaba pensando en este momento para dormir. De hecho, desde que compré el billete del tren pensaba en dormir en el viaje. De hecho, cada día de mi vida pienso en los viajes para dormir.

Resulta que yo no llevaba cascos y él pidió unos al revisor para mí. Esto no es tan malo de no ser porque el revisor estaba en otro vagón. Y él los pidió gritando desde el nuestro.

Ugh GIF - Find & Share on GIPHY

Ya con mis cascos y acomodada de nuevo, mi maravilloso acompañante no estaba dispuesto a que nuestra bonita amistad se estancara ahí y aumentó su artillería. Justo en el momento en el que yo cerraba los ojos él me daba toquecitos en el brazo. Que si mis cascos se oyen mal, que si espero que lleguemos puntuales, que si mira ese niño como grita…

Así que me rendí y desistí de dormir. Saqué un paquetito de galletas y vi cómo las miraba con ojos amorosos. Pues me ablandó el corazoncito y le ofrecí. Dejé las galletas en la mesa y me puse a leer.

Para cuando metí la mano para comerme la segunda, tres cuartas partes de las galletas habían desaparecido y él, con el estómago lleno, se estaba quedando dormido. Vamos, como si fuera un bebé. Pero el bebé empezó a roncar y se convirtió en una bestia parda. Porque así es él. Ni durmiendo deja descansar a los demás.

Screamqueens GIF - Find & Share on GIPHY

Cuando estábamos llegando me demostró ser un hombre muy detallista. Me regaló lo que él llamó un marcapáginas de Jesús, para que su amor incondicional me acompañara en todos mis viajes. Lo metí en el libro y ahora no lo encuentro. Hasta ahí ha llegado su función de marcapáginas y su amor incondicional.

Me preguntó hasta siete veces si quería que me bajara la maleta. Las siete le dije que no. Pues antes de bajarse del tren, miró la maleta, me miró a mí, volvió a mirar la maleta y me la dejó encima del asiento. Porque si no lo hace revienta.

Mañana vuelvo a coger un tren hacia Madrid. Ojalá un niño al lado que aunque me vomite encima, me deje dormir.

Travel GIF - Find & Share on GIPHY

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *